Ser niño hoy en día, el trabajo que nadie aceptaría.

Muy Buenas Molones/as, hoy traemos una reflexión sobre los super horarios a los que están sometidos los niños y niñas en educación primaria.

Hoy en día donde mucho factores externos nos invitan constantemente a desviar la concentración, uno de los mayores problemas que se detecta en las aulas es la falta de hábito de estudio, teniendo una repercusión negativa en el proceso de enseñanza aprendizaje de nuestros alumnos, llegando a una frustración por malos resultados académicos provocados por una mala organización o sencillamente debido a un horario que corresponde más a un ministro que a un niño que está estudiando cualquier curso de educación primaria.

Estamos en un momento donde muchos padres y madres piensan que sus hijos tienen que estudiar entre 2 y 4 horas diarias en la etapa de la educación primaria, sin conocer que un niño necesita jugar, correr, saltar… Muchos padres piensan que cuanto más horas estudien sus hijos/as más listos serán y más éxitos tendría en la vida, olvidando mucha veces la edad de sus hijos.

Los datos que se muestran más abajo , son datos reales que saco a diario de mi labor como docente.

Si analizamos con detenimiento el horario de un niño de 6º de primaria con una media de estudio de 3 horas por la tarde, añadiéndole el Inglés 3 días por semana alternando con fútbol. Quedaría algo así.

08:00 Levantarse y desayuno

09:00 – 14:00 Colegio

14:30 Comida

16:00 – 17:00 Inglés

17:15- 17:30 Merienda

17: 30 -20:30 Estudio/ Tarea

21:00 -22:00 Ducha y cena

22:30 / 23 Descanso

Seguramente a muchos adultos les costaría seguir este ritmo durante 9 meses ya que a todo esto se le suma una presión constante “ No puedes bajar de 8”, “Tus compañeros han sacado un 10 y tu no”, “ Estudia si no quieres ser un Don nadie” y así podría seguir hasta innumerables expresiones. Pensad en un trabajo con esas características que encima la remuneración sea en base al éxito, donde en la comparación constantemente con tus “ compañeros de trabajo” salgas casi siempre perdiendo, que al final de tu “ año laboral” si no has conseguido los objetivos te quedas sin vacaciones. Y no hablemos de las exigencias en el deporte, que de eso ya escribiré en otro post.

Seguramente muchos/as no aceptaríamos  ese trabajo.Entonces  ¿Por qué muchas familias le plantean este “ contrato laboral” a sus hijos?

Debido a esta corriente cada vez son más los niños y niñas que tienen grandes carencias en relaciones sociales, resolución de problemas cotidianos o sencillamente acuden a la frustración como primera opción  ante un situación no habitual.

¿Se consigue mejor rendimiento académico?

A primera vista parece que sí, pero conforme va pasando el curso el rendimiento baja , debido a la presión anteriormente mencionada. Estoy totalmente seguro que un alumno relajado, contento y disfrutando de su aprendizaje rendirá mucho más.

Posts Recientes
Comentario
  • Elena
    Responder

    Hola! Soy Elena, estudiante y futura maestra de Educación Infantil!
    Acabo de leer este post, y desde mi punto de vista ahora mismo se les están poniendo más tareas a los peques que horas que tiene el día.
    Cierto es que a nivel formativo son mejores, pero tambien creo que si los/las peques no disfrutan de su infancia, si no se les permite aprender las cosas que les ofrece el día a día, el jugar con sus amigos/as, el poder aburrirse y el descubrir cosas de uno mismo, no serán capaces de desarrollarse a nivel personal, provocando de esta forma que no sepan atreverse, no imaginar ni ser creativos, algo que en nuestra sociedad es muy necesario.

    Saludos!! y me encanta vuestra web molona 😉

DEJA UN COMENTARIO